Bondage, más que un masaje erótico

masajes-eroticos

13 Dec Bondage, más que un masaje erótico

En ocasiones las fantasías sexuales de hombres y mujeres exceden las expectativas de quienes están acostumbrados a disfrutar del sexo de una manera vainilla o tradicional, pero en este ámbito hay un mundo más abierto que atraviesa las barreras de un típico masaje erótico. Por eso, en Absolut Spa te invitamos a ingresar al mundo del erotismo, conocer más sobre todo lo que refiere a sexo, e incluso te abrimos la puerta de la experimentación sexual con alguna de nuestras chicas escorts expertas y dispuestas a cumplir todas tus fantasías.

En esta ocasión aprenderás sobre el Bondage y todas sus características para que te vuelvas un experto en el juego de la dominación sexual.

 

¿Qué es el Bondage?

Bondage es un término que hace referencia al cautiverio o esclavitud, antiguamente se usaba en Japón para inmovilizar prisioneros, pero con el paso de los años se ha convertido en una práctica erótica consiste en inmovilizar, de manera parcial o total, el cuerpo de una persona a partir de ataduras con cuerdas, cadenas, esposas, telas u otro elemento que logre este objetivo, acompañado, incluso, de privadores sensitivos como mordazas o vendas para cubrir los ojos, para lograr la dominación durante el sexo.

Contando siempre con la precaución suficiente de no llevar el acto a un riesgo de muerte para la persona inmovilizada.

 

Principios del Bondage

El bondage hace parte de una práctica denominada BDSM (Dominación, sumisión y sadomasoquismo), pero tiene como objetivo principal la inmovilización sin causar dolor físico, a diferencia del sadomasoquismo, práctica con la que tiende a ser comparado de manera errónea.

Como factor principal, debe ser una práctica de sexo SSC: sensato, seguro y consensuado, donde todos los participantes deben estar de acuerdo y tener consentimiento de la actividad. Esto puede llevar a que el sexo sea saludable, divertido y más excitante, siempre y cuando haya confianza y respeto mutuo.

 

¿Cómo cruzar la línea del masaje erótico hacia el bondage?

Para iniciar en el mundo del bondage no hay muchas complicaciones o pasos estrictos a seguir, lo más complejo es aprender a realizar nudos especiales, puedes ensayar haciendo nudos (fáciles de soltar en caso de emergencia) según el material de inmovilización que vayas a usar. De todas formas, debes tener en cuenta:

  1. Confianza: Esta práctica debe ser realizada con una persona que conoces de hace tiempo y con la que tengas confianza y sientas seguridad, en caso de que vayas a realizarla con alguien nuevo procura que sea una persona experta en el tema. Si no tienes pareja pero quieres practicar el bondage, no te preocupes, en nuestro spa erótico puedes encontrar a la chica ideal para darte una mano.
  2. Roles: Elige un papel, serás quien ata y pone las reglas o serás la persona atada, sumisa y obediente.
  3. Vergüenza: Deja el pudor a un lado y enfócate en satisfacer tus deseos sexuales, desempeña al máximo el rol que elegiste y disponte a disfrutar de nuevas sensaciones.
  4. Seguridad ante todo: Inicia con nudos flojos, además de que durante el sexo se puede presentar algún tipo de emergencia también es posible que, si es la primera vez, la persona atada se pueda ser agobiada, por eso es necesario que sienta que se puede soltar en cualquier momento así no caerá en la desesperación. Otro acto de seguridad es usar palabras claves para hacer saber cuándo se está pasando por un mal momento.
  5. Complementos: A parte de la inmovilización se puede usar accesorios (juguetes, lubricantes, prendas, etc.) para aumentar el placer del momento. Lo importante es no hacer uso de juguetes que puedan infringir dolor.
  6. Usa tu imaginación y disponte a disfrutar: Si no cuentas con materiales especiales para usar como inmovilizador, usa una corbata, trozos de tela, o cualquier objeto que sea funcional. Lo importante es meterte en el cuento y no detenerte a pensar, esto puede hacer que se apague el deseo.

 

Riesgos del bondage:

Al igual que en toda práctica sexual existen riesgos, sobretodo en estos casos donde usarás ataduras y juguetes que pueden ser considerados “extremos”. A continuación te compartimos algunos de los riesgos que se pueden presentar en la práctica o después de ella:

  1. Lesiones musculares: Las ataduras pueden causar presión en músculos y nervios, haciendo que se genere adormecimiento en los miembros. Incluso, el hecho de estar mucho tiempo en una misma posición puede producir calambres, para evitar esto usa las palabras claves para alertar a tiempo.
  2. Heridas en la piel: Esto depende del material que se va a usar, en ocasiones las cuerdas pueden causar raspaduras y cortes en la piel, inclusive producir hematomas.
  3. Asfixia: Atar los brazos contra el pecho, las mordazas y ataduras alrededor del cuello pueden reducir el paso de oxígeno, presentando un caso de asfixia si no se avisa de los síntomas a tiempo.

 

Disfruta del sexo en todas sus presentaciones, prueba y realiza nuevas prácticas que pueden abrir tu mente y liberar tus fantasías sexuales más profundas. Solo mantén presente que debes empezar poco a poco, para eso realiza prácticas seguras y con precauciones.

Si quieres vivir una experiencia placentera, no dudes en contactar a nuestras acompañantes en Bogotá, quienes te harán disfrutar del sexo y el erotismo de una manera sinigual.